10 de agosto de 2017

EL COACHING ORGANIZACIONAL: FORTALEZAS DESDE ADENTRO HACIA AFUERA


            Por Carmen Graciela Alvarado
                        Fecha: Marzo 2017
            Las organizaciones hoy día y aún más dentro del contexto Venezolano que caracteriza nuestro presente, deben enfocarse a cuidar yproteger a su activo más importante,que es su capital humano.Para ello, los líderes formales de la organización deberán demostrar en su accionar gerencial,las habilidades desarrolladas por Kofman (2008),y fomentar en cada uno de los colaboradores bajo su línea de reporte,que éstos,logren incrementarestas habilidades y lo más importante, que las pongan en práctica.
            La puesta en marcha de estas habilidades porparte de los colaboradoresdentro de la organización, garantizará un desempeño laboral bajo el preceptoque denomino: “comportamientos asertivos” y que coincidiendo conKofman(2008),conllevarána contar con seres conscientes que conducirán a la organización a desarrollar negocios exitosos.
            Este planteamiento, me permite realizar un proceso reflexivo, que se traduce endos interrogantes, a saber:
1.      ¿Qué relación existe entre coaching organizacional y las habilidades que plantea Kofman?

2.      ¿Qué beneficiosse pueden estableceren una relaciónSujeto Coach - Organización Coachada?
            En primer lugar, desde mi óptica de aprendiz de coach organizacional, la cual está fundamentada en mi experiencia desarrollada en esta área, observó que en un porcentaje significativo, los quiebres que declaran los Chief Executive Officer o Director General  (CEO), dentro de las organizaciones,tienen sus orígenes en un accionarde los colaboradoresque se aleja de la puesta en marcha de las habilidades descritas porKofman y que conlleva a los CEO a solicitar la intervención del coach organizacional.

COACHING PARA LA TRANSFORMACIÒN PERSONAL


Por Dr. José Clemente Mora

El transitar de la práctica del coaching para la transformación personal en palabras de Muradep (1013), constituye la aplicación de dos modelos el modelo integrado de la Programación Neurolingüística (PNL) de O`Connor Joseph y seymour (1992) y el Modelo de la Ontología del Lenguaje. Echeverría.
El primer modelo expresa la oportunidad de replantearnos nuestro transitar de vida desde diversas técnicas para el reconocimiento del propio sujeto, una ventana hacia la aceptación de nuestras capacidades de cambio y consolidación de la transformación personal. Desde la práctica comprensiva del cómo se organizan los pensamientos a partir de la significancia de los procesos claros en el acto de programarse atendiendo sus actos del lenguaje y neurológicos entendiendo que el comportamiento expreso por un ser humano es el resultado de éstos.
Definiéndolo O`Connor citado por Muradep (1013) como:“Estudio sistémico de la comunicación humana. Es el modelo de la excelencia y la manera de comprender como llegar a resultados extraordinarios y permitir a otros alcanzar lo mejor que ellos mismos puedan alcanzar”. (P.35). De allí pues, es una herramienta poderosa que utiliza el coach para develar en el coachado sus potencialidades y reencontrarlo con sus oportunidades.
En este sentido, el modelo de la ontología del lenguaje, muestra al coach una perspectiva del ser humano desde su ser expreso en su historia, reconociendo la importancia del lenguaje como un acto supremo de significancia en el que la vida misma expresa de la realidad del coachee devela sus actuaciones para así desde la escucha profunda del coach identifique el quiebre y pueda reencuadrar la realidad del cliente, quién desde su Resignificación de los hechos se empoderará de los caminos hacia su transformación.Por lo que afirma Muradep (1013) “La PNL y la ontología del lenguaje son dos modelos complementarios y están al servició del coaching, ya que ellas operan en el lenguaje, las emociones y la corporalidad. Intervienen en el dominio de la acción para que el cliente pueda alcanzar el estado deseado. (P.36). Modelos que en el espiral de una sesión de coaching viajan en el dibujo de la nueva realidad que se muestra desde las pinceladas mancomunadas entre el coach y coachado.
Por esta razón se hace necesario mostrar a partir el imaginariointelectual el coachingy su ejecución desde estos modelos en que los senderos de la incertidumbre comienzan a entretejerse para mostrar entramados de oportunidades y posibilidades de un estado deseado, como fin último en una solicitud de atención coachado a un coach. Es de notar que el proceso del coaching por si solo constituye un arte en el estado de la comunicación con el otro, pues desde la propia acción en el logro del rapport, colide de  la conexión y el intercambio de información de ambos en su cerebro para la mente, bien lo afirma Dispenza (2010) “El cerebro no es la mente,  la mente es el cerebro animado, sin el cerebro no hay mente” (P.62), una afirmación que permite la analogía del hecho de  una sesión en el que coachado y el coach pone en acción sus estructuras internas de pensamientos, uno la manifiesta, mientras el otro escucha en profundidad para encontrar en el trazo de la sesión el quiebre y las posibilidades de modificación del observador interno del coachado.

COACHING Y MAESTRÍA EMOCIONAL

 

Por Dra. Luz Marina Beltrán Pabón

RESUMEN

            El propósito de este artículo es introducirnos en el maravilloso y complejo mundo de la conciencia emocional, entendida como un estar  despierto, atento, abierto para percibir el mundo que nos rodea y nuestro mundo interior, comprender nuestras circunstancias, decidir cómo actuar frente a ellas de una manera que honre nuestras necesidades, valores y objetivos, con  el acompañamiento  del coaching, desde una concepción de autotransformación, de aprendizaje, donde  el coachado acompañado del coach, establece  las acciones necesarias para  mejorar  los  resultados,  tomando conciencia entre las competencias emocionales actuales y  las competencias emocionales deseadas, Como emergen de mí,en algunos momentos, decido hacer uso de la “voz activa”, mientras,  leo, reflexionó y escribo.Se fundamentó en una investigación documental, sustentado en los aportes teóricos de Branden (1998), Beauport y Díaz (1995), Benson (1975), Campos (2001), Echeverría (2000), Goleman (2012), Kofman (2008), Ortiz (2009), Sagan (1997). Primeramente, se intentó establecer qué son las emociones, qué utilidad tienen, cómo se activan, qué son reacciones conscientes, qué relaciones tienen con el coaching para adentrarse hacia la Maestría Emocional. El Éxito más allá del Éxito. Se concluyó  que es necesario desarrollar habilidades para entenderse  uno mismo, mediante la autoempatía.
   
Descriptores: Coaching, Coach, Coachado, Maestría  emocional.


INTRODUCCIÓN


Son particularmente abundantes las experiencias de distintos estados emocionales, la vida emocional  esta matizada de felicidad, tristeza, indignación, temor, rechazo, hostilidad, rabia entre muchas otras emociones capitales, que condicionan los pensamientos y  las acciones. Por ello, es descabellado pensar sin un mundo emotivo, sin ellas sería imposible sobrevivir, por lo tanto las emociones  son energía no visible en movimiento. Son las  respuestas o reacciones que sacan a la persona de su estado habitual, se activan cuando el organismo detecta algún peligro, amenaza o desequilibrio.
Al respecto, Kofman (2008) señala:

Diferentes estados emocionales se relacionan con la secreción de determinadas hormonas y con cambios metabólicos. Cuando tenemos miedo la amígdala secreta corticotropina, lo que provoca la reacción de pelear o escapar. También libera noradrenalina y dopamina, las cuales agudizan los sentidos. (p.288)


Frente al contenido de la cita, se hace comprensible los procesos fisiológicos y subjetivos de las emociones, el autor mencionado también hace referencia a cómo influye en  el sistema cardiovascular; acelerando los latidos del corazón y desviando la sangre hacia los músculos y las extremidades, sobre avisando al cuerpo para responder ante la situación de emergencia. Además se eleva el nivel de azúcar en la sangre, suministrando la gasolina  necesaria para entrar en acción y conectar el "piloto automático”. No menos cierto es que estas reacciones o respuestas fisiológicas pudieran ser fundadas, imaginando el estímulo, un ejemplo de ello es cuando comenzamos a salivar  con sólo imaginar un fruto cítrico como el limón, o el terror por lo acontecido en diciembre en 1999 hace más de diez y siete años, en lo que se denominó la tragedia de Vargas, uno de los peores desastres naturales acontecidos en el país, o escenas  placenteras como un atardecer a orilla de la playa, en un estado de completa relajación.
En cuanto a las teorías más importantes relacionadas con  las emociones se pueden agrupar en tres categorías: fisiológicas, neurológicas y cognitivas, Las primeras proponen que las respuestas intracorporales son las garantes de las emociones. Las segundas plantean que la actividad en el cerebro lleva a respuestas emocionales. Y  finalmente, las teorías cognitivas argumentan que los pensamientos y otras actividades mentales juegan un papel fundamental en la formación de las emociones. Los pioneros en explicar las emociones fueron: Darwin, James- Lange, Cannon- Bard, Shachter y Singer, Lazarus y  en estas últimas décadas Goleman con su teoría de la inteligencia emocional y Kofman con la maestría emocional.
Goleman (2012), advierte  que la mayor parte de las veces desconocemos las emociones que se van a sentir, cuándo sentirlas y con qué fuerza, ya que llegan inesperadamente desde la amígdala y otras zonas subcorticales al divisar algún peligro, sometiendo a otras partes del cerebro para que funcionen con normalidad, los neurocientificos lo han denominado “secuestro amigdalar”, desactivando la mente consciente, es decir, inhabilita a la persona a pensar con claridad, recurriendo a los hábitos y comportamientos inconscientes: lucha, huida o paralización. Cuando se  escapa la ira en forma de golpe, puñetazo, insulto, escarnio, humillación, está involucrado  un “secuestro amigdalar". Son esas reacciones inmediatas las que pueden afectar profundamente la vida de sí y la de otros. .
Para Kofman (2008), una mente consciente significa: “que estamos despiertos, atentos, abiertos para percibir el mundo que nos rodea y nuestro mundo interior, comprender nuestras circunstancias, decidir cómo actuar frente a ellas de una manera que honre nuestras necesidades, valores y objetivos”. (p.35). Ante lo que se devela, ante lo que puedo conocer, qué he de hacer? Entonces me pregunto: ¿Qué hacer con mis emociones, cuando aparecen sin esperarlas?, ¿Qué  ha causado el cortocircuito que dejó afuera mi racionalidad?, ¿Escucho o reprimo la información emocional que estoy sintiendo?, ¿Qué habilidades relacionadas con el coaching son esenciales para desarrollar una maestría emocional?
Son algunos cuestionamientos que vislumbro, la cual aspiro dilucidar en las líneas de este  texto, consciente que en el mundo de las emociones no existen verdades absolutas, ni respuestas correctas e incorrectas, más bien interpretaciones de quienes están envueltos en ellas y en la pericia de cada quien de descubrirlas, desnudarlas y de aprendizaje, para vivir una vida virtuosa, plena de sentido y felicidad.

COACHING ONTOLÓGICO. UN VIAJE AL CENTRO DE Sí MISMO




Por Dra. Graciela Becerra
                                                                                                                             Año: 2017

Iniciar un viaje a través del coaching ontológico, es aventurarse en el mundo del ser humano, donde los hilos de la Transdisciplinariedad se entrelazan, para formar el espacio ideal para el desarrollo constante y gradual de las competencias personales, profesionales y sociales, en una marejada de sabiduría. Así que partamos de este puerto, con la mirada puesta en la constelación, de que el Coaching Ontológico es en su esencia cambio, creatividad y aprendizaje.
Ahora bien, los grandes acontecimientos transformacionales por los cuales ha estado, está y estará este  proceso de encuentro consigo mismo, además de tener en cuenta que lo único cierto, es que todo se transforma, es decir, que lo único permanente es el cambio, en estos momentos cuando nuevos modelos de interpretación epistémica, brindan respuestas a las diferentes interrogantes que surgen, o enriquecen los procesos fenomenológicos, permitiendo entender la realidad en las cuales se está sumergido, generando nuevos retos a una sociedad cada vez más globalizada, signada por la incertidumbre y las contradicciones, hace pensar en la valoración del hombre, sus capacidades y potencialidades, ya que este no sólo describe la realidad, sino que por medio de él se genera la realidad.